Tu huerto en macetas

huerto urbano

Cómo empezar un huerto en macetas

Si estás pensando en tener un pequeño huerto en casa, desde VerdeClorofila  te vamos a ayudar a decidirte, con estas macetas para huerta.

En un pequeño espacio puedes colocar macetas para huerto en casa, en tu terraza o azotea es posible cultivar una gran variedad de plantas y además es una experiencia enriquecedora, aprovecha cualquier rincón de la casa y conviértete en un verdadero agricultor ecológico, simplemente con unas pocas macetas para huerto urbano.

¿Cómo empiezo a plantar mi huerto urbano en macetas?

  • Conoce la época de plantación idónea de cada cultivo.  Existen muchos recursos gratuitos en la web con calendarios de siembra, algunos acreditados por universidades, solo has de tener el hemisferio de referencia (hemisferio norte o sur).  También puedes consultar las indicaciones del tiempo de siembra en libros de horticulatura. Desde Verdeclorofila recomendamos:

 
  • El volumen de la maceta que necesita tu planta para crecer sana.

  • El tipo de sustrato.

  • La cantidad y frecuencia de riego y las horas de sol o sombra que necesita tu huerto en macetas. Debes adaptar el cultivo según la zona donde las vayas a plantar  y  la orientación de tu casa.

  • Complementa tus plantas hortícolas con plantas aromáticas, te ayudarán a luchar contra las plagas.  El aroma y flores de las plantas aromáticas como la lavanda, el romero, el tomillo,… atrae a insectos beneficiosos (abejas, abejorros, mariquitas) y además huelen fenomenal.

Cultivo: Desde las semillas

Puedes comenzar tu huerto en macetas de muchas formas, sólo necesitas un recipiente de poca profundidad. Coloca un poco de tierra (2-3cm de espesor), humedécela, coloca las semillas separadas y a esperar la germinación. 

 

Te recomendamos estos semilleros para que sea más sencillo:

Semillero de 24 plantas. Introduce una semilla en cada orificio. Realizado en material plástico.

Semillero para plantel de hortalizas y verduras. Introduce una semilla en cada hueco.                                       

Pastillas de turba. Primero hidrata las pastillas, luego introduce una semilla en su interior.

Cultivo: Una vez han germinado las semillas

Una vez han germinado las semillas, has de seleccionar las mejores y trasplantarlas a macetas intermedas mayores. Si has comprado plantones en tu vivero de referencia directamente puedes empezar por aquí:

Macetas biodegradables. 

Cuando quieras plantarlas en un lugar de mayor capacidad sólo tienes que enterrarlas.

Macetas metálica de colores. 

Tu pequeño huerto puede comenzar a crecer en estas bonitas macetas metálicas muy  resistentes.       

Macetas de plástico. 

Muy resistentes, además incluyen los platitos para  que drene el exceso de riego.

La importancia de un buen sustrato

Un buen sustrato es el éxito de que tus plantas crezcan fuertes y llenas de clorofila. Existen diversas fórmulas para la elaboración de un buen sustrato. Te recomendamos una mezcla entre fibra de coco, hummus de lombriz, sustrato, compost, arcilla expandida y perlita. 

Porcentajes para un buen sustrato:

1. Fibra de coco 55-60% + hummus de lombriz (40-45%) y una pequeña cantidad variable (1-5 %) constituida por perlita y/o arcilla expandida).

2. Sustrato común (55-60%) + compost de caballo (40-45%) y una pequeña cantidad variable (1-5%) constituida por perlita y/o arcilla expandida.

Sustrato compactado de fibra de coco. Proporciona soporte y estructura. Tras hidratarlo aumenta su volumen obteniendo entre 10-12 L.

Compost de caballo y oveja, un gran aporte de nutrientes para tus plantas.

Compost universal COMPO. Tiene todos los nutrientes necesarios para tu huerto en maceta.

Hummus de lombriz, una inyección de nutrientes, notarás que crecen con más fuerza.                                

Perlita. Complementa el sustrato con  el extra de aireación y almacén de nutrientes que supone la perlita.

Las bolas de arcilla expandida proporcionan aireación a la tierra y mejora el drenaje. Son muy ligeras.

Macetas para tu huerto urbano

Una vez tus plantitas han crecido un poco y han comenzado a sacar sus primeras hojas ya puedes pasarlas a sus macetas definitivas. Actualmente hay una gran oferta de soluciones: 

Las macetas de tela son una buena opción. Las hay de diferente capacidad, son resistentes y además permite que las raíces transpiren. 

La mayoría de los cultivos de autoconsumo son estacionales, por lo que una vez hayas recogido los frutos las puedes guardar hasta la próxima temporada.

En una jardinera puedes plantar tus cultivos, suelen tener una capacidad de 8-10 L.

Las jardineras son ideales para cultivar coles, lechugas o fresas.                  

Las macetas de plástico también son útiles, son económicas, ligeras y resistentes, aunque no permiten tanta transpiración como las macetas de tela. 

Si tienes espacio en tu terraza,
quizá te interese una mesa de cultivo.

Sistemas de riego para macetas

Un correcto riego de nuestra huerta en macetas es imprescindible para su supervivencia y desarrollo óptimo. 

 

Piensa que las macetas simulan un estado natural, pero al ser de pequeño tamaño tienen carencias: el espacio está limitado, pueden alcanzar temperaturas extremas, riesgo de pérdida de hidratación y  falta de transpiración de la tierra. Estos inconvenientes se pueden reducir si planteas bien desde el inicio el tipo de huerto en macetas que quieres producir. 

Valora el tamaño de maceta que requiere tu planta, prepara un buen sustrato con elementos que proporcionen aireación y drenaje y, por último, realiza un riego adecuado sin encharcamientos ni sequias excesivas. 

 

Nuestras plantas se nutren de los minerales presentes en la tierra que absorben únicamente si  están disueltos en agua, pero cuidado, un exceso de riego dañará las raíces (pueden pudrirse y favorecer la proliferación de plagas o enfermedades).  No te asustes, al final es ir observando y conociendo a tu planta, poco a poco aprenderás cuándo necesita que la riegues.

 

Si dispones de muchas macetas o en el inicio de tu huerto en macetas quieres ayudarte de algún sistema de riego, los que te presentamos a continuación te servirán: 

 

Instalar un sistema de riego por goteo conectando tus macetas. Estos sistemas de regadío son muy eficientes, manteniendo el sustrato húmedo, sin encharcamientos.

Se conecta a un grifo o manguera.

Sistema de riego automático, manual o con temporizador que permite regar simultáneamente hasta 10 macetas de nuestro huerto. 

Se conecta a un grifo o manguera.

Sistema de riego con botella. Estos dispositivos permiten un riego por goteo manual, con el depósito de una botella de plástico. Son ideales si no vas a estar en casa o te vas de vacaciones unos días.

TIEMPO LIBRE. En Verdeclorofila:

Deja un comentario